PROGRAMA DE PASTOS Y FORRAJES EN LOS ANEXOS DE CABRILLAS Y HUAYLLAPA

10 oct





















Parcoy
10/10/2017
LA MUNICIPALIDAD DISTRITAL DE PARCOY A TRAVÉS DE LA GERENCIA DE DESARROLLO ECONÓMICO Y PRODUCTIVO LOCAL VIENE DESARROLLANDO LOS DIFERENTES PROGRAMAS Y ACTIVIDADES CON LA FINALIDAD DE MEJORAR LA CALIDAD DE VIDA DE CADA UNO DE NUESTROS POBLADORES PARCOYANOS.
El programa de pastos y forrajes en los anexos de cabrillas y huayllapa anexos que vienen siendo beneficiados de la primera etapa, que rutinariamente pone en marcha a dicho programa, aconseja establecer medidas preventivas en distintas zonas de la Comunidad Autónoma. Una de las acciones planteadas, en colaboración con los agricultores, es trabajar para la modificación del hábitat y cubierta vegetal en las zonas altas andinas de nuestras comunidades, Para que esta estrategia consiga la mayor efectividad posible ha de ir acompañada de las diferentes recomendaciones de los técnicos agropecuarios. Estas acciones buscan reducir la posibilidad de que los pastos y forrajes encuentren zonas cercanas que le proporcionen alimento y protección frente a sus depredadores, reduciendo sus posibilidades de sobrevivir y colonizar. Los agricultores deberían llevar a cabo una importante tarea en sus parcelas: remover el terreno a la mayor profundidad posible, con el objetivo de eliminar la cubierta vegetal y provocar la rotura física de colonias que pudieran haber comenzado a establecerse en el interior. Desde la Consejería de Agricultura y Ganadería también se les ha trasladado a los agricultores una serie de recomendaciones para ayudar en la prevención de riesgos para sus cultivos:
1. Vigilar los cultivos y plantaciones, así como las masas forestales y el medio natural próximo a las parcelas, notificando a la Administración toda aparición o sospecha de topillos.
2. Realizar laboreo en las parcelas agrícolas, removiendo el terreno cuando se pueda, especialmente en los casos en los que se observe presencia de huras y colonias y repitiendo la operación siempre que sea necesario hasta el momento de la siembra.
3. En el caso de parcelas en las que habitualmente se ha realizado las prácticas de siembra directa, consideran el uso de un des compactador o pico, para contribuir a destruir galerías y madrigueras minimizando el impacto sobre la estructura y perfil del suelo.
Es así que la siembra directa de pastos y forrajes en la comunidad de cabrillas se realizó la respectiva siembra exitosa mente.